CHICOTEAR:
(Dícese de la acción del chicoteo)

Divertirse, disfrutar y gozar la vida. No dejar que el tiempo se escape, exprimir cada minuto mientras saboreas un buen cóctel rodeado de los mejores amigos. Olvidarse de los problemas al entrar por su puerta giratoria… Sumergirse en una atmósfera única  y dejar pasar las horas a golpe de risas, con la banda sonora y el paisaje de la Gran Vía de fondo, desde un rincón privilegiado de la capital.
En sus paredes cuelgan grandes momentos, porque todo está empapado de historia. Una leyenda que comienza en 1931, cuando Perico Chicote decide abrir uno de los primeros bares de cócteles de Madrid. Es entonces cuando nace el mito: empezamos a chicotear. La magia de este punto de la Gran Vía ha sido testigo de todos los momentos históricos de la ciudad desde entonces. Por sus mesas han pasado grandes estrellas de Hollywood, artistas, escritores, premios Nobel y personalidades de la política de todos los tiempos, que en un momento dado se dejaron caer por la capital. Porque dicen que no conoces Madrid si no has estado en Chicote y aún hoy seguimos escribiendo las páginas de esta biografía.

Canalla y glamuroso a partes iguales, el chicoteo está más de moda que nunca.

Una acción para la que no pasan los años, convirtiendo cada década en un capítulo imprescindible de la historia de la capital. Noche tras noche, desde el 12 de la Gran Vía, tomándole el pulso a la ciudad.

Y tu… ¿Ya sabes lo que es Chicotear?

 

Texto por: Paloma López del Hierro 

Close

HISTORIA

En uno de sus tantísimos viajes en busca de botellas para su colección Chicote conoció a Agustín Lara que le compuso y regaló su célebre chotis (que en principio sería un pasodoble) “Madrid, Madrid”.

Se interpretó en España por primera por la cantante mexicana Ana María González, que lo estrenó en Madrid. Ana María González era conocida en su tierra como “La Voz Luminosa de México”, y en España, por su generoso físico, la rebautizaron “la vo-luminosa de México”.

La leyenda dice que Agustín Lara sólo empleó media hora para componer la letra y la música de la célebre canción, que desde entonces se convirtió en una de las más populares de su repertorio.

“Madrid, Madrid”
letra: Agustín Lara

Cuando vengas a Madrid chulapa mía
voy a hacerte emperatriz de Lavapiés
alfombrarte con claveles la Gran Vía
y a regarte con vinillo de Jerez.